Es duro admitir el paso del tiempo

Una señora de unos 50 años que nota que le falta un poquito de vista para cerca…. pasamos a graduarla y le sale una graduación altísima, tenia una perdida de vision de un 80%, le informamos de su estado y la señora dice ver perfectamente, que solo le falta un poquito de cerca … 

Al cabo de 3 días la señora viene a recoger su gafa,  se la entregamos, y al mirarse al espejo de pronto empieza a exclamar…

“ ¡QUE ES ESTO! ¡¿QUE ME HABEIS HECHO!? ¡¡¡ME HABEIS MALDECIDO!!! ¡QUE YO ANTES NO TENIA TANTAS ARRUGAS!"

Tratamos de calmarla y le explicamos que se le había puesto la graduación que necesitaba, pero aún así, la señora insiste en que esa graduación no era la correcta y después de intentar explicarle la situación sin éxito, decidimos bajarle la graduación y curiosamente cuando vuelve dias más tarde a recoger las gafas, se miró en el espejo y marchó contentísima.

Esto pone de manifiesto que hay personas que prefieren vivir en la ignorancia antes que admitir el paso del tiempo. 

Un saludo a tod@s.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trece − cuatro =