Ojo con las máquinas expendedoras

Cada vez es más frecuente encontrarnos con máquinas expendedoras de todo tipo y en cualquier sitio,  con la ventaja de satisfacer nuestras necesidades a cualquier hora del dia o de la noche, pero con el inconveniente de que al estar desatendias nos pueden jugar una mala pasada por un mal funcionamiento, en cuyo caso habremos perdido nuestro dinero y no tendremos a nadie a quien reclamar.

Los hechos ocurrieron una noche en Murcia en el Centro Comercial Nueva Condomina (http://www.ccnuevacondomina.com), cuando paseando en compañía de mis hijos me pidieron que les sacase de una de las máquinas expendedoras un chupa-chups y como no tengo costumbre de utilizar estas máquinas desconocía el funcionamiento, que monedas utilizar y como proceder, pues el dispensador no tenía etiquetas de información sobre coste y monedas que aceptaba, por lo que supuse que si me equivocaba con el importe, la máquina no aceptaría la moneda y me la devolvería, por lo que probé con una de 20 céntimos que era lo que calculaba que podría costar una unidad y no solo no obtuve el producto sino que retuvo la moneda, entonces probé con otras monedas de 10 y 5 céntimos  y 1€  sucediendo lo mismo ante mi extrañeza, siendo imposible recuperar las monedas introducidas y por supuesto ningún producto lo que me provocó una tremenda indignación pues tuve la sensación de que me habían timado.

Buscando otros expendedores por el centro, encontré uno donde indicaba que funcionaba con monedas de 50 céntimos y además tenía una pegatina para el caso de reclamaciones con un número de teléfono móvil, cosa inaceptable pues nadie va a realizar una llamada a un móvil que ni se sabe de quién es para reclamarle 20 céntimos o 50, pues le saldrá más cara la llamada que lo que reclama, así que es lícito pensar que esto está preparado para estafar a los transeúntes.

Así que tengan cuidado con estos artilurgios que estando para prestar un servicio, perfectamente se pueden volver en nuestra contra.

Un saludo a [email protected]