¿Han sido nuestros padres unos delincuentes?

Creo que estamos perdiendo el norte o como coloquialmente se dice, los papeles. Y es que con esa obsesión por la propiedad intelectual que corre en estos tiempos  estamos dispuestos a cualquier cosa por absurda que parezca si eso nos reporta algún beneficio económico.

Parece ser que no es legal leer en voz alta, o al menos eso se lee en el artículo de Publico.es ¿Es legal leer en voz alta?, y es que se ha comercializado un dispositivo de los llamados ‘libros electrónicos’ que permite reproducir o leer el texto escrito. Esto que debería significar un avance importante para la difusión de la cultura y de ayuda a personas discapacitadas que no tendrían acceso a estos textos de otra forma, resulta que puede ser ilegal si la audición se realiza donde la pueda escuchar otra persona, vamos que no podremos ir con estos aparatos al parque porque si nos sentamos en un banco a leer o escuchar y otro transeunte se sienta a nuestro lado estariamos cometiendo una ilegalidad. De ahí lo del título, ¿fueron nuestros padres unos delincuentes por leernos en voz alta un cuento?.

Es lamentable, pero parece que no estamos por difundir la cultura de forma gratuita, cuando la cultura debe de ser patrimonio de la humanidad y ha de circular libremente.

Un saludo a [email protected]

elpaco

De igual modo con las leyes de ahora nuestros padres, nuestras madres e incluso nuestros abuelos deberian haber pasado por la cárcel varias veces por propinarnos esos merecidos galletazos cuando cometiamos alguna fechoría. Esta sociedad asquea cada vez mas, se mete en la cárcel a una madre que da un cachete a su hijo a la vez que se deja en libertad a hijos de puta (por llamarlos de algun modo respetuoso) que matan o queman con ácido a sus mujeres.

Lo dicho, que digo yo que en algun momento habra que decirle a las autoridades que paren de preocuparse por los que atentan contra los derechos de autor, y pedirles que se procupen mas por los que atentan contra los derechos fundamentales de las personas…